22 de octubre de 2014

Las llaves

Estos días hemos permanecido en seco, las responsabilidades... pero días atrás tuvimos las suerte de poder estar bastante en el agua, un par de baños en San Juan que si bien no eran con unas condiciones estupendas, nos mantuvieron dentro del agua hasta que la luz se fue, los disfrutamos la verdad.
Bueno quitando alguna desesperación por mi parte que las olas pequeñas no son lo mío y ojo, no penséis que las grandes si jajaja soy un paquete igualmente, pero me desesperan mucho más las pequeñas que las grandes (pero mucho más), alguna foto creo que hay por ahí abajo con mi cara de desesperación jajaja.
De todas formas como siempre buenas sensaciones, momentos para recordar.
Como reflexión final y sin querer ser ningún guru de que bonito es todo, había un chavalin por el agua el hombre estaba bastante cohibido, me di cuenta de que la ola no le arrastraba y le di un pequeño consejo, volvió sonriendo de la siguiente ola, tendamos más la mano a la gente, el primero en fomentar un buen rollo en el pico tienes que ser tú. 






Corriendo tras la ola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario