26 de enero de 2014

Del 1 de Enero de 2014

El 1 de Enero tres de los cuatro chalados que andamos siempre juntos en estas historias nos fuimos a La Espasa así sin más, porque había que empezar el año en el agua, era algo que teníamos entre ceja y ceja. Bueno que tenía yo entre ceja y ceja y a lo que el resto no opusieron ninguna resistencia jeje.

Así que viendo el parte de previsiones, viendo que estaba todo fatal, pensé ¿a donde vamos? Y como nunca había estado en La Espasa y ninguno del grupo pues para allá que nos fuimos.

De forma que a las tantas de la mañana salía yo del portal con mi tabla bajo el brazo y veía pasar a toda la chavalería y no tan chavalería que volvía para casa a dormir la mañana y algo más que la mañana seguramente.

Recoger a esta gente y en viaje, música chorras en la radio y muchas risas para llegar allí, nos encontraríamos con más o menos lo que esperábamos unas condiciones que no eran ni de lejos lo más propicias y más teniendo en cuenta nuestro súper nivel, así fue que estuvimos pillando las orilleras que buenamente pudimos.

Y si os digo la verdad no pudo haber sido un baño más divertido, entre amigos con nadie en la playa (al menos hasta ese momento) y riéndonos haciendo el pijo con las tablas. El propósito estaba más que cumplido empezar el año "haciendo surf", con los amigos y entre risas.

Y para más suerte conocimos a una gente estupenda, unas chicas que como nosotros habían decido entrar el día de año nuevo, acompañadas de unos amigos (uno de ellos cámara en mano) y que resultaron una gente de lo más agradable. Y es gracias a Ángel que hoy podemos tener un recuerdo de ese día, una vez más gracias!!



Y siempre me han enseñado que es de bien nacido ser agradecido, así que aquí os dejo el link a una casa de aldea preciosa que no podéis dejar la oportunidad de visitar: Casa de Aldea La Labriega

Corriendo tras la ola.

1 comentario: