8 de diciembre de 2011

1 segundo

Son las 22:41 de la noche mis ojos medio sedados miran la pantalla del ordenador, ni yo mismo se como veo el mundo, últimamente mis miradas se encuentran dispersas, vagando entre una inmensidad que resulta insoportable. 
Estoy cansado pero no hablo de cansancio físico, hablo de simple cansancio, cansado de tantas y tan pocas cosas a la vez, cansando de no saber, de no entender, cansado de no querer saber, de no querer entender...
Opciones, día tras día tomar opciones, malditas sean las opciones...
Y pasan los segundos tic tac tic tac y en un segundo puedes pasar de que te den una noticia alegría, a la mayor de las tristezas, en un segundo puedes estar nervioso por algo y al segundo saber que no tenías por que estarlo, en un segundo la vida surge y un segundo se puede esfumar, en un segundo tú corazón puede latir 1,3 veces, en un segundo puedes estar montado sobre la mejor ola de tú vida y al siguiente en el fondo trantando de salir a la superficie...
La vida no se mide en años, ni en meses, ni en días... la vida se mide en segundos.




Corriendo tras la ola.

1 comentario: