17 de junio de 2011

Un colirio, por favor

- Me está esperando...
- Pues no le hagas esperar.
- Lo ves siempre todo tan simple, ¡abre los ojos!
- No puedo, la costra que me los empaña es demasiado gruesa.




Corriendo tras la ola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario