2 de diciembre de 2010

Gijón

Gijón es una de esas ciudades que tienen personalidad propia que te sumergen en un mundo aparte. Chillida quiso moldear sus atardeceres, los vientos dándonos El Elogio del Horizonte una preciosa y singular forma, donde el cielo se junta con el mar.

Es todo eso y algo que aún no me explico que hace que está ciudad me encante, mi mente se despeja mientras camino por sus calles, sus playas, por el cerro o el musel. Es una de mis válvulas de escape como puede serlo el surf.
  
Los fotos las hice en Abril en uno de esos claros que nos regala de vez en cuando este territorio.

Cuando pienso en Gijón se me vienen a la cabeza multitud de recuerdos, unos buenos otros no tanto, otros fenomenales.



Sobre el super puerto... simplemente decir, lo "rentable" predomina sobre cualquier otra cosa, políticos...

Ahora cuando os escribo esto recuerdo mi niñez entrando en Sanlo puede que era porque era la playa que más a mano tenía o por una otra cosa, pero lo recuerdo como mis comienzos en todo esto, recuerdo unos cuantos picos, mi preferido el de la iglesia de San Lorenzo, hoy apenas inexistente.
  
                                                   




Corriendo tras la ola.

2 comentarios:

  1. Muy buenas fotos, a mi tambien me gusta mucho gijon tiene algo especial, un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gijón es una ciudad muy fotogénica, fotos guapas.
    Saludos.

    ResponderEliminar