17 de noviembre de 2010

Gris, gris y más gris

Parece ser que no hemos salimos de una borrasca y nos estamos metiendo en otra, swells que meten miedo y spots impracticables es la constante últimamente. Sin embargo entre una y otra, siempre se podrá aprovechar algún día que salga bueno.
Este sábado tiramos de la zona del Balneario, la ola algo perronera como no te andes con ojo te llevas más de un revolcón y es que desde la arena la cosa no se ve tan fuerte pero cuando estás en el agua cambias bastante de opinión.
Las fotos no son del sábado (la cámara sigue en el servicio técnico...).


Ruido, no se porque pero este tipo de fotos me encantan, nostalgia aquella época en que la fotografía bebía en parte de la imperfección y no me entendáis mal, pero era una imperfección con belleza, igual se ha perdido cierta... realidad en cierto modo es difícil de expresar, pero quizás con las cámaras digitales todo salga mejor, pero en parte es como que todo fuera menos real, menos palpable... esos artefactos de revelado, tan pronto te encumbraba en una foto, como sin finuras te la jodía... Bueno después de esta reflexión sobre las cámaras jeje, os dejo la fotografía en cuestión, está tomada con una ISO alta para que surja exacerbadamente este fenómeno unido además a que la salitre y la neblina también ayudo.



Corriendo tras la ola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario